Mi práctica de los 108


por Ana Britos |

Quiero como siempre compartir con vosotr@s otra experiencia más, la práctica del yoga en mi vida como sabéis, es fundamental, cada día descubro nuevas puertas que se abren con un dulce esfuerzo vocacional y devocional a medida que voy aprendiendo y creciendo. Pues uno de esos días en los que aprendí mucho de mí misma y del universo en general fue con la práctica de los 108 saludos al sol, en los que pude sentir la conexión del universo con mi ser interior.

El ritual de la práctica de los 108 saludos al sol habitualmente se práctica en los solsticios, épocas de cambios y renacimiento de la energía solar. Aunque se puede prácticar en cualquier momento que uno lo sienta.

Puede practicarlo todo el mundo y cada uno puede tener su propia variante del saludo al sol adaptado a su momento presente y condición física.

Surya Namaskar en sánscrito o saludos al sol, es una composición de asanas, que practicadas concatenada mente despiertan la energía solar,  estimulan el corazón y los meridianos o canales energéticos que llegan a éste. Sobre todo el tercer chakra del plexo solar y la voluntad que reside en él.

¿Y por qué 108?

En la tradición Hindú y yogui el número 108 es muy especial y tiene un poder místico y espiritual. Pero no solo para el Hinduismo, también para el Budismo y las culturas zen de China e incluso para el Islam (para los cuales 108 es el número asociado a Dios), también dentro de numerología tiene una carga tremendamente importante pero donde lo encontramos para dar origen a su potente carga energética?

Los antiguos sabios eran grandes observadores de la naturaleza, del ser interior, de la meditación; en las cuales encontraban la respuesta a sus preguntas acerca del universo y el cosmos.

Es así que podemos observar que los mala o collar, contiene 108 cuentas en representación de la elíptica o trayectoria del sol y la luna en el cielo. Los yoguis dividen la elíptica en 27 partes iguales llamadas Nakshatras, y cada uno de ellos en cuatro sectores iguales llamados Padas o “pasos”, que marcan los 108 pasos que el sol y la luna recorren a través del cielo. Cada uno de estos pasos está asociado con una fuerza, energía o bendición especial que nos conecta con los ciclos cósmicos que rigen el universo.

Resulta paradójico descubrir, que la distancia aproximada entre la Tierra y el Sol es de 108 veces el diámetro del sol. El diámetro del Sol es aproximadamente 108 veces el diámetro de la Tierra. Y la distancia entre la Tierra y la Luna es 108 veces el diámetro de la luna. Se cree que ésta es una de las razones por la que los antiguos sabios consideran  el número 108 como sagrado.

Como microcosmos que somos respecto al macrocosmos que formaría el sistema solar, y ya que proporcionalmente operan las mismas leyes físicas y químicas para ambos, podríamos afirmar que también hay 108 pasos entre la conciencia humana ordinaria y la luz divina en el centro de nuestro ser. Se dice que cada vez que recitamos un mantra, o realizamos una práctica, estamos dando un paso más hacia nuestro propio sol interior.

Los estudios de los chakras muestran que estos están formados por las intersecciones de las líneas de energía, y estás son un total de 108 líneas las que convergen para formar el chakra del corazón. Uno de ellos, sushumna conduce al chakra de la corona, y se dice que es el camino hacia la autorrealización.

Por tanto se considera que los 108 saludos al sol son una práctica meditativa en movimiento que te lleva al presente y a la realización personal y espiritual. Para mí, lo importante es conectar con uno mismo y sentirme en comunidad con el universo y el cosmos.

La cuenta siguiente a 108, la 109,  se denomina “La cuenta o la bola del Maestro o también del monte Meru”. Representa a los solsticios de verano e invierno, cuando el sol parece detenerse en su curso.

¿En qué consiste y cuáles son sus beneficios?

El Saludo al Sol es un ejercicio dinámico de combinación de posturas, realizadas como un solo ejercicio continuo en las que se combina  movimiento, respiración y drishti. Cada asana o postura tiene sus propios efectos fisiológicos y es una compensación de la anterior a nivel de columna, movimiento y respiración.

Se suelen practicar varias vueltas o repeticiones antes de comenzar una clase de yoga a modo de calentamiento, aunque constituye por sí sólo un sistema completo de entrenamiento.

Puede practicarlo todo el mundo y hay variantes y alternativas para las embarazadas, personas mayores, niños o personas con alguna dolencia física.

Al crear de ésta práctica un hábito recibiremos innumerables beneficios que notaremos en el cuerpo físico y en nuestro campo energético.

Ésta práctica te llena de energía, y al regular tu respiración la sangre se oxigena y los pulmones se ventilan, eliminando estrés  y ansiedad.

Con los Saludos al Sol, generamos calor en nuestro cuerpo,  y a través del sudor ayudamos a la desintoxicación, además, la elevación de la temperatura, causa que una mayor cantidad de sangre sea bombeada hacia los músculos y hace que los tendones y ligamentos sean más flexibles. La columna vertebral y las articulaciones se fortalecen, al igual que aumenta la capacidad de resistencia de todo el organismo, tonificando y dando vitalidad a los órganos internos.

Al practicarlo a la mañana, permite que nuestro cuerpo se vaya despertando de forma gradual, encendiendo poco a poco nuestro agni o fuego interno, centrándonos y conectándonos con nuestra respiración  para crear espacio en nuestro cuerpo y nuestra mente.

Haz de tu práctica una práctica integral, presente  y permite que tu motivación aumente al hacer consciente todo tu poder curativo que vive en tu propio cuerpo a través del movimiento.

Es por ello una bonita forma de ofrecer un ritual al sol, a tu ser interior y al universo; más aún  en presencia de un verdadero espectáculo de la naturaleza, que cada día nos regala sus amaneceres y atardeceres, mostrándonos que siempre hay un nuevo día y una nueva oportunidad para ser tú mismo, aquí y ahora.

Namasté !!!


Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *